viernes, 19 de abril de 2019

Tu poeta inquieto

Amor,
Soy por ti el poeta inquieto
Que en tus brazos encontró el calor
Que escribe con pluma de oro
Para estampar en su libro tu sonrisa
Y el primer beso de nuestro amor.

Una cristalina carta llego a tus manos
Yo la escribí cuando aún era un niño
Tantos años han pasado amor
Tanto me has dado tu cariño

Y nuestras caminatas abrazados
Dejando huellas en las veredas del sur
Sauces danzando en silencio
Bajo un verano vestido de azul.

¡Cuánta poesía hemos escrito!
¡Así es nuestra historia de amor!
Bajo el sol y bajo la lluvia
Con silencio y con ternura
Recorremos juntos el camino
Lo que es para otros locura

¿Qué importa cuán locos nos vean?
¿Acaso no existe locura en el amor
Y también razón en esta locura?

Yo fundí mi beso con el tuyo
mientras olas jugaban con la arena
Yo olvide mis rabias y mi tristeza
Deje en el suelo la pesada cadena.

Amor eterno, somos el cielo encendido
Y yo soy tu poeta inquieto
Tú eres el cántaro que embriaga
Mi vida, mi alma, mi razón
Guarda mi amor todos los besos
Guárdalos en tu corazón

Cuanto he soñado ser tuyo
Y recorrer los valles de la mano
Mirar estrellas, sentir el suave viento
Compartir la poesía mágica
Amarnos en nuestro dialecto
Reescribir la historia que se trazo
Alzar la copa de la alegría
Corre, jugar y vestirnos de vida
Olvidar la tragedia que sangraba
Luchar por lo que soñamos
Y compartir esta dicha con todos
Porque eternamente nos amamos.

14 de Febrero

Yo pienso en ti mi amor
Me acero a tu piel en silencio
Alejo a todo y todos de mi
Para sentir tu respiración
Que desesperadamente agencio

Vuelco mi pluma al papel
Y la tinta se vuelve poema
Floreciendo como la primavera
Sobre esta isla olvidada en el tiempo
Donde el amor es del alma una gama

Guarda mi amor estas letras
Guárdalas que son el aliento
Son la sangre de mis venas
Son nuestro sueño dorado
Escrito en un romántico cuento

Refrescaran nuestra piel
Cuando el ocaso en calma veamos
Sobre nuestro camino recorrido
Y apretemos nuestras manos
Diciendo cuanto nos amamos

Guarda mi amor los suspiros
Las risas y también los llantos
Que somo más que uno
En este camino encantado
De estrellas con sus dulces cantos

Esta tierra lo comprende
Lo sabe desde hace tanto
Que tus ojos brillan por mi
Que estoy de ti enamorado
Que te quiere, que te quiero tanto

viernes, 5 de abril de 2019

Flaco

Hey flaco
¿Qué eres tú en mi valle?
¿Eres el hijo mayor?
¿Eres el hijo menor?
¿Eres un cometa que nace?

¿Cómo describo tu vida?
Ahora eres la pluma
Que encarna un poema escondido
Como otros que tomado
Para los niños de algodón
que mi vida de amor han encendido

Tu camino es simplemente,
Seguir hacia el infinito incierto
Yo te acompaño claro,
Por un extraño blanco desierto
Puedes compartir tu vaso
Yo compartiré mi sustento

Hey flaco
¿Qué eres tu ahora en mi vida?
¿Te abrazo en este valle?
O quieres que te deje en silencio
Me puedo ir y alejarme lentamente
O en un segundo llegar al infierno
Sin embargo, no creo que eso pase
Nuestros caminos se hicieron eternos.

Flor fundida

Pasa el tiempo deprisa,
Y yo, te miro pequeña luna
Orbitar rompiendo el hielo
Bajo el oscuro manto de cielo
Trazando tu halo como ninguna.

Sonríes en lo difícil,
Te he dicho mil veces que eres bella,
Tu alma es un suave algodón
Que busca con ansias su canción,
La que el terminar de nuestro camino sella.

Comienza esta travesía,
Yo a tu lado me quedo despierto,
Y en mi espacio mirando el silencio
El palpitar de mi vida evidencio
Al tomar tu mano a través del desierto.

¿Me querrás?
¿Dónde nace el cariño en esta poesía?
¿Nace entre las nubes de tu ventana?
¿O en el sol que ilumina la mañana?
Quiero que recibas mi alegría.

Pasa el tiempo,
Sé que iras por otros soles,
Que dejaras en este corazón loco
Un poco la pequeñez que invoco,
Fundida amor en los crisoles.

Yo sé lo que dicen,
“que tu sangre no tiene mis versos”
Pero hay padres que olvidan sus flores
Y otros que de ellas extraen colores
Aunque nunca su rostro llenaran de besos.

Ustedes, yo y la vida.

Perlas inquietas
Que guardó el destino,
Flores abiertas
Que entregan su aroma.
La primavera llega
Y con ella los cantos
De mis niños que juegan,
Con sus risas despiertas
Que apagan la pena
Y amarran el pasado
Mientras nos haga daño.


¿Cuánto me amas pequeño?
¿Cuánto sientes tu mi amor?
Se impregnan los campos
Del polen de la vida
Para despertar temprano
Los secretos del alma,
Antes que los corrompa
El silencio del silencio
Y el cansancio del cansancio.
¿Crecerá este recuerdo
En tu alma infante
Lejos de las heridas?


Sí, se irán algún día
Como monarcas
Cruzaran el continente,
Las delicadas alas
Se harán firmes al sol,
Trazaran su frontera
Entre los astros y la luna,
Entre el azul profundo
Y el encendido arrebol.
Entonces ustedes
harán sus casas de alegría,
Y yo quedare para verles
navegar las estelas
Que algún día mi barco les dejó

viernes, 15 de marzo de 2019

Mala

Mala es la sangre que corre en tus venas
Veneno que salpicas quemando las flores
Tus huellas de ácido destruyen el mundo
Arañas el cielo desgarrando sus colores

Golpeaste mi rostro retorciendo verdades
Golpeaste mi cuerpo buscando el descanso
Robaste mis años, tu maldad me tortura
Y en el espacio frio me dejaste descalzo

Entre el miedo y el amor estuve perdido
Estuvo llorando por escapar sin dejarlos
Estuve soñando que no existías pero sí ellos
Que libre en esta tierra podía besarlos

Mala es tu esencia y no mereces mi verso
Será este el ultimo poema que escribo de ti
Será el 27 el ultimo día que vea tu rostro
La última vez que tus dardos lleguen a mí.

martes, 26 de febrero de 2019

Te extraño

Te extraño tanto
Mi alma siente el dolor
Tus abrazos, tus juegos de infante
De tus manos pequeñas el calor

Te extraño tanto mi soldadito
La rabia me consume lentamente
Viviré tanto para ver tu futuro?
Estando cerca te alejas inevitablemente

Eres princesa, una flor abriendo al sol
Me hace falta tu risa encantada
El abrazo cálido en el silencio
El beso que me dabas al partir la jornada

Te extraño mi amor pequeño
Mi niño moreno de ojos marrones
Viviste conmigo eh intente darte alegría,
Ungir con aceite los desgarrados corazones.

Vive mi alma del rocío cristalino,
Como el musgo en la madera
Siempre esperando el sol aparezca,
Yo esperando ver mis flores de primavera.